Adrián volando la mágica

Todos los pro surfers buscan su tabla mágica como si se tratara de la búsqueda del mismísimo Santo Grial. Para ello la comunicación con su shaper ha de ser clara y transparente, y no prescindir ni del último detalle de sus sensaciones con las tablas. Si este diálogo es constante y preciso, a veces da sus frutos y se encuentra la tan buscada tabla mágica.

Adrián encontró su tabla mágica en el modelo Seven 5’11 – 18 5/16 –  2 1/4 de 24.6 litros, de la que se ha hecho dos copias, y con el que está puliendo la técnica para los aéreos revers, como éste de la foto que Fran Ponce cazó el pasado día en Sopelana.